Es probable que se pospongan las nuevas medidas del gobierno sobre el uso del green pass (por ejemplo, en el transporte) y en las escuelas. Así lo informan diversas fuentes gubernamentales.
Mañana, en el Consejo de Ministros previsto para las 11.30 horas, no se deberían aportar nuevas medidas para contener la propagación de la variante delta. En primer lugar, explican fuentes del Ejecutivo, es necesario realizar "estudios en profundidad" sobre el estado de la campaña de vacunación en las distintas poblaciones.
Según las fuentes, las decisiones deberían posponerse hasta la próxima semana.
Las cuestiones más complejas que están sobre la mesa son las relativas al uso de los certificados verdes para los medios de transporte, empezando por los de larga distancia (aviones, trenes, barcos) y la posible obligación de vacunación del personal escolar.
Esta mañana, mientras tanto, el primer ministro Mario Draghi se ha reunido con el líder de la Liga Norte, Matteo Salvini. Fue una reunión "fructífera y cordial" en la que se trataron "temas relacionados con la campaña de vacunación, con el Green Pass y con las medidas para contrarrestar el Covid-19". Por su parte, el líder de la Liga Norte dijo que había expresado su "arrepentimiento" al Primer Ministro por algunas declaraciones "poco generosas". La referencia es a las palabras pronunciadas por Draghi la semana pasada en una rueda de prensa: "El llamamiento a no vacunar es un llamamiento a morir", había dicho el Primer Ministro, respondiendo a una pregunta sobre el secretario Carroccio.
En cuanto a las medidas, Salvini aseguró que "no habrá nuevas restricciones, lo pensaremos la próxima semana".