La última curva del Templo de la Velocidad a la memoria del subcampeón del mundo de F1 La ceremonia oficial será celebrara el sábado 11 de septiembre día de la Calificación Sprint del Gran Premio de Italia 2021 de Fórmula 1 en presencia de su esposa Nadia, miembros de su familia y el Presidente de la ACI, Angelo Sticchi Damiani.

La curva Parabolica del Autodromo Nazionale Monza llevará el nombre de Michele Alboreto. La decisión fue tomada por Angelo Sticchi Damiani, Presidente del Automóvil Club de Italia, tras obtener un dictamen favorable unánime del Comité Deportivo y se hará oficial el sábado 11 de septiembre, durante el fin de semana del Gran Premio Heineken de Italia de Fórmula 1 Gran Premio de Italia.

La última curva del Templo de la Velocidad se llamará por tanto "Curva Alboreto", exactamente veinte años después de la muerte del piloto italiano.

Exactamente veinte años después de la muerte del piloto milanés, ocurrida en 2001 durante unas pruebas en el circuito de Lausitzring.

La ceremonia que va a  bautizar la curva con el nombre de Alboreto tendrá lugar el sábado 11 de septiembre, día de la clasificación de la Fórmula 1 Sprint, en presencia de su esposa Nadia y de sus familiares, el presidente de la ACI, Angelo Sticchi Damiani, el presidente y director general de la F1, Stefano Domenicali, y el Presidente del "Autodromo Nazionale Monza" Giuseppe Redaelli. La curva que precede a la recta de meta en el Autodromo Nazionale Monza es una de las más emblemáticas del automovilismo y ha contribuido al éxito de la historia, icóno en el automovilismo y ha contribuido a convertir el circuito en uno de los más rápidos del mundo. La Curva Parabólica se construyó en 1955, ocupando el lugar de dos curvas de horquilla pavimentada con cubos de pórfido y unida por una corta recta. Tomó su nombre del diseño y la trayectoria que describía: una línea de arco ascendente, similar a un arco parabólico. Después de pasar la entrada más estrecha que sigue a la recta opuesta a la línea de salida, los pilotos pueden tomar el tramo final de la curva a toda velocidad, deslizándose hacia fuera y tomando la recta de meta a toda velocidad.

Michele Alboreto puede ser descrito como uno de los mejores pilotos italianos de las últimas décadas. Nacido el 23 de diciembre de 1956, comenzó su carrera deportiva en 1976 en el campeonato de Fórmula Monza. En la década de 1980 debutó en la Fórmula 1 y tras una experiencia en Tyrrell pasó a Ferrari, con la que se convirtió en subcampeón del mundo en 1985. Durante su carrera ganó cinco Grandes Premios de F1, pero también compitió en otros campeonatos, como el DTM, la Fórmula Indy y el Mundial de Resistencia, donde ganó las 24 Horas de Le Mans en 1997. Murió el 25 de abril de 2001, con sólo 44 años, tras un accidente en el Autódromo de Lausitz, durante las pruebas de preparación de la clásica de resistencia. Alboreto había sido nombrado vicepresidente de la CSAI y hoy la ACI Sport

La escuela lleva su nombre.