Sabía usted que ….

El chocolate es un auténtico "regalo de los dioses". De hecho, la deidad más antigua dedicada al chocolate es El Chuah, el dios de los mercaderes y del cacao, adorado por los mayas (que empezaron a cultivar el cacao hacia el año 400 a.C.), incluso los aztecas reconocieron el valor del cacao, considerándolo tan preciado que se utilizaba como moneda de cambio, así como para el pago de salarios e impuestos.

La planta del cacao es originaria de América Central y del Sur, y nadie en Europa conocía el chocolate antes de los viajes de Cristóbal Colón. En la actualidad, el 70% de la producción mundial de cacao procede de cultivos de África.

Según datos de la Organización Internacional del Cacao, los países que más cacao producen en el mundo son: Costa de Marfil, seguido de Ghana, Indonesia, Nigeria, Camerún, Ecuador y Brasil. 

Fue el inglés Joseph Fry, En el1761 Fry y su socio John Vaughan adquirieron la patente de una máquina accionada por agua que podía moler los copos de cacao hasta convertirlos en un polvo fino y así producir una bebida. En 1787, tras la muerte de Joseph Fry, la empresa pasó a manos de su esposa y sus tres hijos. Su mayor innovación se produjo en 1866, cuando idearon un medio para mezclar el cacao en polvo con el azúcar y la grasa de cacao en una pasta que podía moldearse en forma de barra.  Esta fue la primera barra de chocolate en Gran Bretaña. 

Suiza es el país donde más chocolate se consume, con hasta 10 kilos por persona al año.

Según Aidepi, la asociación italiana de las industrias de la confitería y la pasta, los italianos consumen 2,77 kilos de chocolate por persona y año, un total de 168.076 toneladas.

El chocolate más caro del mundo es la Piedra de Plata de la empresa To'ak. Cultivado en Ecuador, una tableta de 50 gramos cuesta 260 dólares. El chocolate se elabora con la producción privada de catorce agricultores. Comer una de estas tabletas es una experiencia transversal, no sólo en cuanto a su sabor: están envasadas en una caja artesanal, que recuerda a los olmos españoles, en cuyo interior hay un folleto que explica el proceso de envejecimiento del chocolate amargo. Después de la Piedra de Plata, La To'ak ha puesto su mirada aún más alta al vender una barra de chocolate envejecida durante 18 meses en una barrica de coñac de 50 años por 345 dólares.

Cuanto mayor sea la concentración de cacao en el chocolate, mayores serán los beneficios derivados de él, por lo que el chocolate amargo es bueno para la salud.

Tags