Formación y pericia, peculiaridad y experiencia: así es como Siena da sus pasos hacia Panamá, a lo largo de ese puente que había empezado a construirse en 2019, antes de la pandemia, y que había quedado desierto de gente -pero lleno de ideas- por culpa del covid. Y así, ayer, se puso un nuevo ladrillo para hacer crecer las relaciones. De hecho, en el Salón Paz del Palacio de las Garzas de la Presidencia de la República de Panamá se firmó un importante programa ejecutivo en el sector de la restauración, dentro del acuerdo marco cultural y científico vigente entre la República Italiana y Panamá.
La importancia de este acuerdo técnico fue subrayada por la presencia del Embajador italiano Massimo Ambrosetti, la Primera Dama de la República Yazmin Colón de Cortizo, la Ministra de Relaciones Exteriores de Panamá Erika Mouynes, el Ministro de Cultura Carlos Aguilar, y el Viceministro de la Presidencia Carlos García Molino.
En relación con la transmisión, desde Siena, el alcalde Luigi De Mossi y el rector de la Universidad de Siena Francesco Frati representados en el lugar por el abogado sienés Alberto Botarelli.

"Es un honor formar parte de este importante proyecto de restauración y formación educativa, que llevarán a cabo nuestras excelencias culturales dirigidas por la Universidad de Siena. Un paso más que aumenta el prestigio y el nombre de nuestra ciudad en el mundo".

"Estamos especialmente orgullosos de participar en este proyecto de restauración, tanto porque potencia la cualificada experiencia de la Universidad como porque refuerza los lazos científicos y culturales entre la Universidad de Siena y el Estado de Panamá, que ya incluyen importantes acuerdos de colaboración con universidades panameñas e instituciones centroamericanas. Esto enriquece el perfil internacional de la Universidad, tanto en lo que respecta a la investigación científica como a la formación", declaró el Rector de la Universidad de Siena, Francesco Frati.

Este acuerdo técnico en uno de los sectores -la restauración- que representan la excelencia italiana a nivel mundial, ha contado con el dinámico apoyo de la Embajada de Italia en Panamá y con la participación de una prestigiosa institución académica italiana: la Universidad de Siena se encargará, de hecho, del estudio y la restauración de una serie de importantes cuadros de la colección del Palacio Presidencial. Cabe recordar que el Palacio Presidencial de la República de Panamá se encuentra en la antigua ciudad, que es en gran parte de la época colonial y está reconocida como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Por parte de Italia, además de demostrar la excelencia del país en la cultura de la restauración y recuperación de obras de arte, el proyecto tendrá también dos importantes fines formativos: de hecho, supondrá una valiosa oportunidad para formar a un primer grupo de estudiantes en Panamá que serán los futuros restauradores del país y expertos en la gestión de su patrimonio cultural; al mismo tiempo, la documentación de todas las fases de la obra será también una importante herramienta de formación para los estudiantes italianos de la Escuela de Especialización en Patrimonio Histórico-Artístico.

El proyecto requirió más de un año de preparación gracias a la interacción con los interlocutores locales, el embajador Ambrosetti y su adjunto Giulio Mignacca, junto con el estudio realizado para la Universidad de Siena por el profesor Alessandro Bagnoli, que pudo contar con el apoyo logístico in situ del abogado Botarelli. El rector Frati ha querido seguir personalmente toda la fase preparatoria, así como todas las reuniones dedicadas a la organización del proyecto, que, por lo que respecta a la Universidad de Siena, supondrá la recuperación de obras de arte pictórico actualmente expuestas en las salas más importantes de la Presidencia de la República de Panamá.

El proyecto se basa en un enfoque multidimensional que -a través de la recuperación y restauración de las pinturas- desarrollará, por primera vez en Panamá, un programa de formación para futuros restauradores y expertos en la gestión del patrimonio cultural, que utilizarán esta experiencia para enriquecer sus conocimientos y poder llevar a cabo proyectos similares en el futuro.

El Ministerio de Cultura de Panamá proporcionará el laboratorio donde se llevarán a cabo los trabajos sobre las pinturas por parte de restauradores italianos indicados por el Departamento de Ciencias Históricas y Patrimonio Cultural de la Universidad de Siena. Las actividades de restauración y la formación de los estudiantes y restauradores panameños se complementarán también con videoteleconferencias de profesores sieneses y con módulos de formación posteriores que ofrecerán en Italia las instituciones académicas implicadas.

El Embajador Ambrosetti, que deseaba firmemente llevar a cabo este importante proyecto a pesar de todas las dificultades de los últimos meses relacionadas con la pandemia, recordó cómo está financiado por nuestro Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación Internacional y representa otra "pieza" de gran importancia para el desarrollo de las relaciones bilaterales entre los dos países. A través de la realización de proyectos como éste, de hecho, exportamos los conocimientos y las competencias únicas de nuestras mejores instituciones académicas y culturales, representadas en este caso por la Universidad de Siena y el Politécnico de Turín, en un marco que se ha visto facilitado por la parte sienesa, en particular, por los importantes acuerdos firmados en años pasados entre la Universidad de Siena y la Universidad Estatal de Panamá y por el innovador acuerdo celebrado con el Parlamento Latinoamericano, en el que participó directamente la propia ciudad de Siena con el alcalde Luigi De Mossi.

(En las fotos, de izquierda a derecha: SE Massimo Ambrosetti Embajador de Italia; primera dama de la República de Panamá S.E. Yasmin Colón de Carrizo; Ministro de Cultura SE Carlos Aguilar; Viceministro de la Presidencia SE Carlos García Molino)

Fuente Sienna News

Tags