Sonny Colbrelli ganó la París-Roubaix recorriendo 257,7 km en 06h 01' 57''. El italiano se impuso con un sprint delante a Vermeersch y Van der Poel. Italia vuelve a triunfar después de más de 20 años, el último éxito fue de Tafi en 1999.

Después de ser cancelada en 2020 debido a la pandemia de Covid, la carrera experimentó un traslado en 2021 de su ubicación tradicional en abril a la de otoño en octubre. La reina de los adoquines tuvo lugar el pasado domingo, 3 de octubre, y la lluvia convirtió la carrera en un reto legendario. Y con toda su carga de espectáculo y riesgo, pero también de grandes expectativas tras más de un año desde la última edición. El recorrido es en gran medida el mismo que en 2019.

Sonny Colbrelli escribe otra página de la historia del ciclismo al ganar la primera clásica monumental de su carrera, en una 2021 de ensueño en la que ya había puesto sus manos en los títulos italiano y europeo. Las condiciones meteorológicas adversas, el barro y la lluvia torrencial sólo han dado mayor épica al éxito de Colbrelli, que exhausto, incrédulo cruza la línea de meta de Roubaix, por delante de Florian Vermeersch y Mathieu Van der Poel. En el año de Italia, los 257,7 kilómetros de una de las carreras más bellas del mundo sólo podían terminar con las lágrimas y los gritos de alegría de Sonny Colbrelli, el nuevo rey de Roubaix.

Tags