Es oficial que el primer país en dar curso legal al Bitcoin (BTC) será El Salvador, pero otra nación centroamericana también planea permitir el uso de la moneda de Satoshi Nakamoto y Ether (ETH).
El 6 de septiembre, la República de Panamá presentó un proyecto de ley sobre la regulación de los activos digitales, con el objetivo de hacer al país "compatible con el blockchain, las criptodivisas e Internet".

Dónde comprar y vender bitcoin en Panamá (2021)Anunció la noticia en Twitter el diputado panameño pro criptomonedas Gabriel Silva, quien señaló que la nueva iniciativa podría generar miles de nuevos empleos, crear nuevas fuentes de inversión y hacer al gobierno "más transparente".
Según el proyecto de ley compartido por el diputado, la nueva legislación pretende reconocer a las criptomonedas como un medio de pago global alternativo para "cualquier transacción civil o comercial no prohibida por el ordenamiento jurídico de la República de Panamá." Los autores de la propuesta destacaron que las criptomonedas permiten realizar pagos rápidos y de bajo coste, lo que permite finalizar los intercambios financieros "independientemente de la distancia entre las partes y del volumen de la transacción".
A diferencia del gobierno de El Salvador, que ha exigido a las empresas locales que acepten Bitcoin a cambio de bienes o servicios, la nueva ley de criptomonedas de Panamá no impondrá la aceptación obligatoria de los activos digitales.
Silva dijo que el nuevo proyecto de ley fue preparado por ciudadanos panameños con la colaboración de un equipo multidisciplinario, incluyendo expertos en industria y tecnología. Además, la legislación se creó teniendo en cuenta las directrices proporcionadas por organizaciones internacionales como el Grupo de Acción Financiera Internacional.
Otras naciones de América Latina también se están acercando al mundo de las criptomonedas. A finales de agosto, una empresa de Honduras instaló el primer cajero automático de Bitcoin del país, que permite a los usuarios comprar BTC y ETH utilizando la moneda fiduciaria local.