Gubbio, una ciudadela famosa por el episodio en el que San Francisco calma al lobo feroz y por la Festa dei Ceri que tiene lugar en Gubbio el 15 de mayo de cada año y consiste en el transporte en marcha de tres grandes Velas (Ceri) coronados por estatuas de San Ubaldo (patrón de Gubbio), San Giorgio y San Antonio Abate.

Es una col rellena de carne, envuelta en red de cerdo y cocida al horno, no se asusten, es más fácil de lo que parece y el resultado es fabuloso. Un plato económico con ingredientes sencillos, como casi todas las recetas de nuestra sección.

Cavolo verza all'eugubina

Ingredientes para 8 porciones

  • 1 col de Milán (o repollo) de tamaño mediano (800 - 1000 g).
  • 2 litros de caldo de carne ligero.
  • 250 g de carne de ternera molida.
  • 250 g de lomo de cerdo molido.
  • 100 g de tocino (si les gusta, también ahumado)
  • 200 g de pan duro.
  • 250 g de zanahorias.
  • 400 g de cebolla.
  • 100 g de apio.
  • 1 huevo.
  • 1 yema.
  • 1 red de cerdo (de lo contrario, un poco de hilo).
  • leche q.s.
  • nuez moscada q.s.
  • aceite q.s.
  • sal y pimienta q.s.

Preparación: Ponemos el pan a remojar en leche tibia. En una sartén, comenzamos haciendo un sofrito con apio, zanahoria y cebolla con 3-4 cucharadas de aceite, agregamos el tocino picado y dejamos que se saboreen por unos diez minutos.

Tomamos un bol y agregamos la carne, el pan remojado, el huevo, el sofrito con el tocino, sal, pimienta y un poco de nuez moscada rallada, revolvemos bien para que quede mezclado.

Retiramos las hojas exteriores más duras y la parte fibrosa del corazón de la col, y la ponemos entera en agua hirviendo con sal durante 10-15 minutos. Sacamos la col del agua y la dejamos escurrir.

Abrimos las hojas de la col, llegamos al "corazón" (la parte central) y lo cortamos, en su lugar ponemos una bola de la mezcla de carne y doblamos las primeras hojas. Ponemos más mezcla encima de las hojas y luego doblamos más hojas. Seguimos así hasta que se hayan agotado todos los ingredientes, para que al final la col vuelva a tener su aspecto original. En este punto cubrimos la col con la red de cerdo (la membrana blanca que recubre la cavidad abdominal). Si no se logra encontrar la red, podemos "atar" la col con hilo de cocina para que no se abra.

En una sartén calentamos dos cucharadas de aceite y doramos la col por todos lados, luego la pasamos a una refractaria y vertamos el caldo muy caliente hasta taparla. Sellamos con papel de aluminio y también ponemos la tapa. Cocinamos durante 30 minutos en un horno caliente a 200 °, después de este tiempo, bajamos la temperatura a 150 ° y seguimos cocinando por 1 hora más. Lo sacamos del horno y lo dejamos enfriar.

Servimos la col cortándola en tajadas, como si fuera una torta, acompañada de un Montefalco Sagrantino DOCG o un Torgiano Rosso Riserva DOCG, vinos de Umbría con cierto espesor.

Incluso vinos más conocidos como Chianti, Sangiovese o Montepulciano son buenos.

Buon Appetito!