Es una pasta al horno al estilo siciliano, un plato único que necesariamente debe ser compartido, ya sea un almuerzo familiar o una cena pantagruélica con amigos y que nunca falta a Ferragosto en las mesas de los sicilianos.

El nombre deriva de la olla en la que se ensambla la pasta en capas o simplemente de la presencia del queso de oveja (en dialecto "cacio").

Es una pasta al horno sui generis: se hace de una sola capa, se cocina como una pasta normal, en agua y sal, y se vuelve a pasar al horno al final, para obtener una costra crujiente.

Los protagonistas indiscutibles de la pasta 'ncasciata son la berenjena, una sola capa, que hay que absolutamente freír, y el caciocavallo, seguido de huevos duros y jamón cocido, o salami cortado en cubitos para completar el trabajo y finalmente el queso para unir todo.

Veamos cómo preparar este plato verdaderamente inolvidable en la versión de Messina.

Ingredientes para 4 personas

  • 320 gr de pasta tipo macarrones.
  • 400 gr de carne molida.
  • 1 cebolla.
  • 400 gr de passata de tomate.
  • 250 gr de queso caciocavallo.
  • 100 gr de Parmigiano Reggiano.
  • 2 berenjenas medianas.
  • 2 huevos duros.
  • 100 gr de jamón cocido cortado en cubitos (o salami)
  • hojas de albahaca q.s.
  • Sal q.s.
  • aceite extra virgen de oliva q.s.

Preparación: Lavamos y cortamos las berenjenas en cubos, las colocamos en un colador, las espolvoreamos con sal gruesa y las dejamos por una hora para que pierdan el agua, este proceso elimina el amargor, luego las enjuagamos con agua corriente para eliminar la sal y las secamos con un paño. Las freímos en una sartén con abundante aceite, preferiblemente aceite de oliva virgen extra, luego las escurrimos y las dejamos reposar cubiertas con papel absorbente para quitar el exceso de aceite.

Mientras tanto, preparamos el ragú cortando la cebolla en rodajas y sofriéndola unos minutos en una sartén con aceite de oliva virgen extra. Añadimos la carne molida, doramos y esfumamos con una copa de vino y dejamos cocinar unos diez minutos. Agregamos la salsa de tomate y seguimos cocinando durante aproximadamente una hora. Mientras avanza la salsa, cocinamos la pasta en una olla, la escurrimos al dente, la transferimos en una bandeja para horno y vertamos el ragú listo, mezclando bien. Agregamos los huevos duros cortados y el jamón cocido cortado en cubitos, mezclamos todo y finalmente agregamos las berenjenas, el caciocavallo cortado en tiras, la albahaca, y espolvoreamos la superficie de la pasta con el parmesano. 

Colocamos la bandeja en el horno a 180 ° durante unos 15 minutos para que se forme la costra y se amalgamen los sabores.

Servimos la pasta n’casciata con una buena copa de Nero d'Avola.

Esta es también una de las recetas que puedes encontrar en los kits de @io_cuoco, donde encontrarás los ingredientes ya hechos y las instrucciones en video para preparar el platillo.

Buon Appetito!